martes, 15 de mayo de 2018

Cómo ganar por 25 puntos

Desde el momento en el que los Boston Celtics pusieron el 21-7 en el marcador en el primer cuarto frente a los Cleveland Cavaliers en el primer partido de las finales de la Conferencia Este, la máquina verde del maestro Brad Stevens no tuvo compasión de unos descoordinados Cavaliers, demasiado acostumbrados a las actuaciones salvadoras su "rey", LeBron James, que gracias a la excelsa defensa de Boston no fue capaz de tirar del equipo él sólo.


https://www.youtube.com/watch?v=-yAIWPuPSyo

Este es el primero de la que espero sea una serie de varios videoanálisis de partidos de la NBA realizados por mí mismo en los que analizo detenidamente, pero a la vez de manera muy básica y comprensible (al menos esa es la intención) las jugadas clave de cada partido. El objetivo de estos vídeos es el de explicar de manera sencilla y eficaz las jugadas más importantes del partido y desterrar en cierto modo la moda de otorgar excesiva importancia a la estadística en el baloncesto. En el caso de este partido, defino tres claves fundamentales que decantaron el encuentro claramente a favor de los de Massachussets:

1. "Mismatch" Korver - Brown: se trata de un evidente desequilibrio defensivo entre Kyle Korver y Jaylen Brown en el que el jugador de Boston se ve muy favorecido debido a sus condiciones atléticas, infinitamente superiores a las de Korver. Brown fue el máximo anotador del partido con 23 puntos a costa de un Korver que aporta minutos muy útiles a su equipo en ataque, pero se ve totalmente sobrepasado en defensa al tener que lidiar con un jugador tan fuerte y rápido como Brown.

2. Al Horford, desequilibrante: el ataque de Boston se basa en constantes bloqueos con Al Horford de los cuales surgen variantes para resultar impredecible y descolocar a la defensa. El dominicano es un buen tirador de tres puntos, además de ser muy rápido y poseer un buen manejo de balón para su estatura. Lo más importante, no obstante, es su capacidad de leer el juego y de tomar siempre la decisión correcta, ya sea optando por el tiro, el posteo, o la distribución de balón a sus compañeros. En este partido, Horford destruyó a los Cavaliers a través de estas tres opciones, sacándole el máximo partido a su emparejamiento en defensa con Kevin Love, un jugador físicamente inferior y con grandes limitaciones en defensa.

3. La mediocre defensa de Cleveland: en el vídeo se aprecia de manera muy clara la actitud pasiva y la falta de concentración de los de Tyronn Lue en defensa. Brazos caídos, posición defensiva muy mejorable, falta de contacto visual con el atacante, descolocación... Los fallos son muy numerosos, y ante un equipo jugando al máximo nivel como Boston Celtics cualquier error pasa factura, tal y como demuestra el marcador.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya palizote xd

Javier Romero dijo...

¡Muchas gracias por el comentario! Efectivamente los Celtics fueron muy superiores, pero creo que el partido fue engañoso en el sentido de que los Cavaliers demostraron en los partidos 3 y 4 que tienen varias marchas más de las que mostraron en este primer partido. No obstante, el extraordinario comienzo de los Celtics en este primer partido creo que fue el factor clave que hundió a los Cavs desde el principio y permitió a los Celtics ampliar su ventaja.

¡Un saludo!