viernes, 14 de junio de 2019

La NBA cambia de rey


Resultado de imagen de toronto raptors
Los Toronto Raptors se proclaman campeones de la NBA en la temporada 2018-2019. Foto: Clarín

Era cuestión de desgaste. Era cuestión de aguante que los Toronto Raptors se proclamaran campeones de la NBA en una de las finales más raras en la historia reciente de la NBA por la cantidad de detalles que le han dado forma. Las finales de un enajenado propietario minoritario de los Warriors empujandoa Kyle Lowry, las de algunos aficionados de los Raptors alegrándose por la lesión de Kevin Durant y luego recaudando fondos para su fundación a modo dedisculpa; las del estrafalario rapero Drake hablando con los jugadores como sifuera un protagonista más; las de la sombra de Kevin Durant planeando sobre la serie con la amenaza de volver de su lesión para lograr el tercer título en cuatro años y su grave lesión posterior, unida también a la gravísima lesión de Klay Thompson; las de la nueva coronación de Kawhi Leonard como tal vez el jugador más dominante en ambos lados de la pista; la de la emergencia de una nueva estrella llamada Pascal Siakam y, sobre todo, las de un nuevo hito del baloncesto español.

Estas han sido las finales de Kawhi Leonard, la superestrella que hace honor al clima de su ciudad con su temperamento y juego, más fríos que el hielo, con su apabullante dominio, inmutable por muy alta que sea la presión del momento. Siempre a su propio ritmo, siempre controlando el partido gracias a sus inmensas garras y su físico que parece creado en un laboratorio, pero también gracias a una técnica depuradísima fruto de un trabajo incesante desde que llegase a la NBA con un perfil muy bajo. El mejor jugador del planeta en estos momentos, Leonard se lleva su segundo trofeo de MVP de las finales en unos Playoffs antológicos por su parte, dejando en el camino a superestrellas como Joel Embiid, Giannis Antetokounmpo y Stephen Curry.

Kawhi llegó el pasado verano a Toronto tras una temporada en la que algunos le acusaron de fingir con su lesión una gravedad mayor de la real durante su periplo en San Antonio Spurs. Él mismo ha desvelado el mensajeque envió a Kyle Lowry (el base Raptor que al fin, con sus grandes actuaciones en esta postemporada, se ha quitado la etiqueta de jugador empequeñecido en los Playoffs) tras llegar a Toronto a cambio de la entonces estrella de los canadienses y mejor amigo de Lowry, DeMar DeRozan: “le escribí el mismo día o un día después de llegar a Toronto, y le dije ‘hagamos algo especial. Sé que tu mejor amigo se acaba de marchar, sé que estás enfadado, pero vamos a hacer que esto funcione’”. Leonard es un personaje diferente, que normaliza y humaniza el estrellato, no por su juego ni condiciones (podría estar sacado de Terminator), sino por su actitud discreta y su mentalidad de centrarse exclusivamente en el baloncesto. Con el sexto partido prácticamente finalizado y ganado, Kawhi pedía enérgicamente a los árbitros que contabilizasen una canasta suya previa a la falta final con la que terminó el partido.

Resultado de imagen de kawhi leonard
Kawhi Leonard y Kyle Lowry, al finalizar el partido que corona a los Raptors como campeones de la NBA. Foto: CBS Sports

Las actuaciones memorables de Leonard se han visto acompañadas del sólido apoyo de Lowry, cuyo paso adelante era razonablemente previsible como necesidad para que su equipo se alzase con la victoria, pero sobre todo de la sorprendente actuación de Pascal Siakam, un jugador prácticamente desconocido hasta hace apenas unos meses. Originario de Camerún, Siakam comenzó a jugar al baloncesto a los 17 años (ahora tiene 25) y se salió del seminario en el que su padre le había metido con la intención de hacerle sacerdote para llegar a la NBA y convertirse en el jugador revelación de esta temporada. En 2014, su padre fallecía en un accidente de tráfico justo antes de que Siakam cumpliese su sueño de comenzar a jugar al baloncesto universitario en New Mexico State. Tres temporadas en la NBA le han bastado para alcanzar la cima.

También ha sido, desafortunadamente, la final de las lesiones. Kevin Durant, el jugador más en forma del mundo justo antes de caer lesionado el 8 de mayo contra los Houston Rockets, se rompía después el tendón de Aquiles en el quinto partido de las finales tras apresurar su retorno ante el complicado panorama que se le presentaba a su equipo. Su agencia libre y posibilidad de elegir equipo este verano, en principio uno de los grandes atractivos de estos meses, cambia completamente ahora con la perspectiva de que pueda perderse la próxima temporada al completo.

La lesión de Kevin Durant ya era suficiente castigo para unos Warriors que sin embargo veían cómo Klay Thompson se rompía el ligamentocruzado anterior en el siguiente partido. Conocido por su exquisito tiro, inteligencia y grandes capacidades defensivas, Thompson resulta ser también uno de los jugadores más resistentes y duros de la liga. Asignado casi siempre como principal defensor de las estrellas exteriores del equipo rival, ya venía mermado y se perdió el tercer partido por una lesión en los isquiotibiales. Esta vez, inmediatamente después de producirse su fatal lesión de ligamento, pidió a su entrenador un descanso “de dos minutos” para tratar de volver al partido.

Resultado de imagen de klay thompson injury
Klay Thompson se duele de su lesión de ligamento cruzado anterior. Foto: Deadspin

Esta gravedad y acumulación de lesiones en la última fase de la temporada, dicho sea de paso, hacen replantearse de nuevo la viabilidad del intensísimo actual calendario de la NBA, cuya reforma es tema de conversación constante últimamente.

Dadas las circunstancias y el infortunio de las lesiones de jugadores clave, puede resultar cruel afirmar que los Warriors han probado esta vez de su propia medicina, pero de alguna manera resulta también cierto. Stephen Curry, la única estrella del equipo que se ha mantenido sin lesiones (aunque tampoco se encontraba en plenitud de facultades físicas), secundado por Draymond Green, han vivido en primera persona la desesperación que se siente al no tener la calidad necesaria a su alrededor para plantarle cara al otro equipo. Esa desesperación tal vez similar a la que pudo experimentar Lebron James en 2017 y 2018, cuando tuvo que llevar a cuestas a su equipo para aun así perder en las finales precisamente contra los considerablemente superiores Warriors.

Resultado de imagen de lebron james 2017 warriors
LeBron James se lamenta en las finales de 2017 contra los Golden State Warriors. Foto: Heat Zone

Esta también ha sido una final histórica por el gran componente español que ha tenido. Sergio Scariolo, seleccionador español, ha venido, visto y vencido, ganando en su primera temporada como entrenador asistente el anillo que tanto se le resiste durante décadas a algunos de los mejores entrenadores de la historia de este deporte.

Resultado de imagen de sergio scariolo
El seleccionador nacional Sergio Scariolo posa con el trofeo de campeón de la NBA. Foto: Diario Sur.

Serge Ibaka, integrante habitual de la selección española de baloncesto, también saborea su primer título de la NBA tras haber superado la amargura de quedarse a las puertas en 2012, cuando perdió 4-1 ante los todopoderosos Miami Heat de LeBron James, Dwayne Wade y Chris Bosh. Ibaka ha experimentado un crecimiento y mejora meteóricos desde su llegada a la liga, e incluso desde su llegada a Toronto Raptors en 2016.

Resultado de imagen de serge ibaka
Serge Ibaka levanta el trofeo de campeón de la NBA junto a Kawhi Leonard. Foto: COPE.

Y por supuesto, este es el anillo de Marc Gasol, que llegaba a Toronto en febrero de este año en un traspaso que (providencialmente) le sacaba de Memphis Grizzlies, la franquicia que le vio convertirse en uno de los mejores pívots de la NBA, igual que ocurriera con su hermano Pau. Uno de los grandes méritos de Marc radica ahí, en ser un jugador lo suficientemente importante y dominante como para quitarse de encima la muletilla de “hermano de…”. Desde su llegada a la NBA en 2008, Marc se encontraba “atrapado” en Memphis, liderando siempre equipos competentes pero incapaces de llegar a lo más alto, hasta el desastre reciente en el que se convirtieron en uno de los peores equipos de la NBA y decidieron reconstruir la plantilla traspasando a su estrella. “Gracias por convertirme en el jugador y el hombre que soy,” ha agradecido Marc a sus ex compañeros de equipo en Memphis.
Con este triunfo, los Gasol se convierten en los primeros hermanos de la historia en ganar un título de la NBA, poniendo otro broche a la edad de oro del baloncesto español, y más concretamente a las carreras de dos hermanos que difícilmente se repetirán.

Resultado de imagen de MARC GASOL
Marc Gasol celebra la victoria con el trofeo de campeón de la NBA. Foto: El Periódico. 

Resultado de imagen de pau gasol 2010 champion
Pau Gasol levanta el título de campeón de la NBA en 2010 con Los Angeles Lakers. Foto: El País.

Ahora la NBA afronta un verano con un nuevo campeón, un nuevo rey que rompe la dinastía de los dictadores de Oakland, dominadores de la NBA en los últimos años, y cuyo equipo parece tambalearse con la posible salida de dos agentes libres de primerísimo nivel (Durant y Thompson) además lesionados previsiblemente para la totalidad de la próxima temporada con independencia de su permanencia o no en la bahía.

Con el sabor agridulce que nos deja este final de temporada por las importantísimas lesiones de Durant y Thompson, comienza ahora otra etapa apasionante en la NBA: la agencia libre y el draft, casi tan interesantes como la propia temporada por el dinamismo y los cambios de escenarios que generan. Hagan juego, señores.

domingo, 24 de febrero de 2019

Power to the Players

Resultado de imagen para anthony davis

Photo source: WFAN Sports Radio

NBA Superstars Hold an Unprecedented Amount of Power to Make Decisions and Shape Their Future.

"Power to the Players" is the name of a company created by Spanish soccer superstars Sergio Ramos and Gerard Piqué. Far from trying to promote this company, I used its name as the title of this post because it is the best description of the process that is shifting the landscape of the NBA.

The NBA trade deadline, one of the most hectic periods of the season ended a couple weeks ago, and as usually, it left no one indifferent. During this time of the year, nearing the All-Star weekend, the league is synonym with earthquakes that come in the form of unexpected trades and conflicts between players and organizations. These movements completely shake the competition and make some teams (especially the ones which acquire valuable pieces) and the rivalries between them a totally different animal than the one happening from October until now.

Aside from the yearly craziness that ensues the February trade deadline, we are witnessing a remarkable era in sports, and especially in the NBA, in which players are leveraging their power more than ever before, constantly pulling and pushing with their teams to achieve ideal scenarios in which star players demand not only to be generously payed, but also to have an ecosystem built for them, with or without the team that currently employs and pays them. 

Among the relatively recent items that called my attention were statements from Kyrie Irving and LeBron James, former teammates on the Cleveland Cavaliers who seemed to dislike each other a few months ago, and on the contrary seem to love one another more recently, according to James´ words. Irving, the Boston Celtics´ franchise player who signed in the summer of 2017, said at a preseason event in the Celtics´ stadium that he was "planning on re-signing," a statement that Celtics fans celebrated as if their team had won a championship, which is certainly what the statement deserved, given the team´s ascending path over the past few years, and the improvements that a player like Irving brings with him.

Irving

Photo source: Sunday Express

Irving, however, seemed to already have forgotten about that plan about two weeks ago, when he left his continuity as a member of the Celtics in the air. "I don´t owe anybody s--t," Irving said when asked about his future decision on re-signing with the Celtics or becoming a free agent and join a different team.



While Irving, like any other player, has a right to decide where he wants to play, he fails to realize that, in fact, he does owe something to a franchise that is planning around him and that has its hopes set on him, the same way the Celtics owe him something for performing to the best of his abilities. It is a mutual relationship, and this type of statements do not help strengthen said relationship. As a Celtics fan, I just hope our General Manager, Celtics legend Danny Ainge, won´t regret his recent words about the Celtics-Irving relationship being similar to an engagement in which they will "get married on July 1," when free agency starts.

Irving might think he doesn´t owe anything to anybody, and he might be in the right to do so, but he should have thought twice before making that initial statement about planning on re-signing with Boston and assessed whether that affirmation could come back in the future to bite him, just like it might happen with Ainge´s mentioned statement, especially keeping in mind the Celtics´ current chemistry issues, colorfully explained by Celtics player Marcus Morris recently:

"I watch all these other teams around the league and guys are up on the bench, they’re jumping on the court, they’re doing all of this other stuff that looks like they’re enjoying their teammates’ success, they’re enjoying everything, and they’re playing together and they’re playing to win. And when I look at us I just see a bunch of individuals,” Morris said. 

Irving´s history and behavior with the Celtics have many other complicated caveats that could be analyzed, but let´s not get distracted from this "dichotomy" (I love that word and just had to use it in the headline) the NBA currently has to deal with, and jump to another example in which there is palpable tension between a team and its superstar player. 


Anthony Davis was, without a doubt, the main star of the NBA trade deadline. Arguably one of the NBA´s best five players at just 25 years old, Davis requested a trade from the New Orleans Pelicans, the franchise who drafted him in first position in 2012 and that ever since has been trying to surround Davis with enough talent to at least get past the team´s historic threshold: the second round of the Playoffs. Whether because of the inability of the Pelicans´ front office to acquire the right players or Davis´ lack of impact in winning at a high level, the Pelicans never succeeded and Davis, aware of his value in the market and anticipating himself to the end of his contract in the summer of 2020, requested to be traded before the February 7th deadline, with the Los Angeles Lakers as the main candidate to sign a player that is projected to become the cornerstone of a winning team.

Anthony Davis

Photo source: Complex

The Pelicans didn´t pull the plug despite the Lakers´ significant offers, one of which including the entirety of their young core, with Lonzo Ball, Kyle Kuzma, Brandon Ingram, along with draft picks and salary-cap relief, according to NBA guru Adrian Wojnarowski.

Furthermore, it was known that Davis had a "short list" of teams to which he would want to be traded to. More recently, however, Davis stated that "all other 29 teams" (other than the Pelicans) are on his list. In a harsh blow to his team, Davis is basically saying he would rather be anywhere else than in New Orleans. Again, while the team keeps the power of keeping or trading Davis (until he becomes an unrestricted free agent in the summer of 2021), the player has much more leverage in this situation. One does not need to be a rocket scientist to understand that Davis´ trade requests hurts relationships with his teammates, the chemistry between them, and the overall performance of the team.



After Davis´ trade request, the Pelicans hinted at significantly reducing his minutes or even shutting him down for the season to avoid injuries that could jeopardize his value in a future trade. Far from understanding the delicate situation in which a small market team like New Orleans is and letting it operate accordingly, the NBA is forcing the Pelicans to play Anthony Davis. From a league perspective, this decision makes perfect sense, given Davis is one of the NBA´s biggest stars. While the Pelicans, on the other side, still own a tremendously valuable (and toxic at this point) asset, are left with the challenge of keeping that value by trying to navigate a significant internal crisis without the help or support of the NBA.

For now, what has already been labeled "the Anthony Davis saga" already has its first casualty: former New Orleans Pelicans General Manager Dell Demps. The team was not happy with the way Demps handled the situation overall. It is fair to argue that the Pelicans might not need a basketball business-savvy General Manager, but a crisis manager who can navigate the turmoil in the least harmful way possible. The Anthony Davis case will be one of the major developing stories in the NBA for however long Davis remains a Pelicans player. It is a story that tells the tale of a transformed NBA in which the player, and no longer the team, is king.

lunes, 15 de octubre de 2018

Los 5 principales alicientes de la nueva temporada NBA

Resultado de imagen para nba basketball

Foto: http://www.sportingnews.com/us/nba/news/how-to-be-a-better-nba-fan-next-season/qlayv9274n87176mxcbaxid9x

Por fin. Por fin, vuelve la NBA, la mejor liga de baloncesto del mundo. Tras 114 interminables días de verano en los que, eso sí, hemos disfrutado de aperitivos como la Summer League o el Draft, mañana, 16 de octubre de 2018, vuelve la competición principal, la que nos hace pasar memorables noches sin dormir maravillados con las capacidades de los mejores jugadores del mundo, los triples desde distancias insalvables, los mates capaces de destrozar aros, y en general todo lo que rodea a este circo, en el sentido más positivo de la palabra.

A continuación, destaco los que para mí son los cinco mayores alicientes de esta nueva y apasionante temporada de la NBA, junto con mis opiniones o pronósticos sobre lo que ocurrirá de aquí a final de temporada. Que comience el espectáculo...

1. Los Boston Celtics, por fin al completo 

Resultado de imagen para irving tatum hayward brown horford

Fuente: https://boston.cbslocal.com/2017/10/09/celtics-irving-hayward-horford-not-playing-preseason-76ers/

Egoístamente y en mi opinión, como fiel seguidor de los Boston Celtics, este es el principal aliciente de la nueva campaña. Los orgullosos verdes ya demostraron el año pasado que, gracias a su prodigioso entrenador Brad Stevens, son capaces de hacer mucho con muy poco. A la espeluznante lesión de Gordon Hayward en el primer cuarto de la temporada se les unieron problemas físicos de Kyrie Irving, Marcus Smart, Daniel Theis, Jaylen Brown, Jaylen Brown y Al Horford, que provocaron que los discípulos de Brad Stevens llegaran a las finales de conferencia muy mermados. Aún así, estuvieron a dos jugadas de derrocar el reinado de LeBron James en el Este (8 apariciones en finales consecutivas), pero su falta de experiencia les condenó a una amarguísima derrota en el séptimo partido de su serie contra Cleveland.

Este año (al menos de momento, toquemos madera), podremos por fin disfrutar de la dupla Irving - Hayward y ver hasta dónde es capaz de llegar este (a priori) superequipo, al que muchos ya han etiquetado como favorito para llegar a las finales de la NBA e incluso desafiar la dinastía de los Golden State Warriors.

Los Celtics cuentan tal vez con el segundo mejor quinteto inicial de la liga, por detrás precisamente de los Warriors. Los verdes asustan con una formación que pondría en la pista a Kyrie Irving, Jayson Tatum, Jaylen Brown, Gordon Hayward y Al Horford. Todos ellos son jugadores capaces de anotar y distribuir el balón

Mi opinión como Celtic

Soy de los que veo a los Celtics como favoritos para llegar a las finales, pero los Warriors con todas sus piezas son imbatibles en unas finales. No sólo tienen mejor equipo, sino también la experiencia de 4 finales consecutivas (esta sería su quinta).

2. La salida a escena de Luka Doncic

Resultado de imagen para luka doncic mavericks

Fuente: https://hoopshype.com/2018/07/08/luka-doncic-dallas-mavericks-nba-summer-league-las-vegas/

Se abre el telón y aparece un chaval esloveno de diecinueve años, criado en Madrid, que lo ha ganado todo en Europa y es la mayor esperanza de la historia del baloncesto europeo. No es el comienzo de un chiste, sino de la historia de uno de los jugadores más prometedores de la historia del baloncesto.  Luka Doncic decidió aprovechar la brutal explosión y el desarrollo de su talento y dar el salto natural a la mejor liga del mundo, aterrizando en un equipo perfecto para su transición y evolución como uno de los mayores talentos que se han visto a la edad de diecinueve años.

En los Dallas Mavericks contará con minutos de sobra para demostrar que puede batirse con algunos de los mejores jugadores de atletas del mundo. Es precisamente el físico de Doncic lo que algunos señalan como su principal punto a mejorar, tachándolo en ocasiones de lento y poco explosivo. No obstante, Luka es capaz de suplir cualquier punto débil de su juego (prácticamente inexistentes) con el rebosante talento del que dispone.

De momento, en los partidos de pretemporada, Doncic ya ha demostrado que será capaz de competir y destacar en la NBA por mucha falta de explosividad que se le achaque actualmente. Este aspecto, además, es normal en los novatos, y se soluciona simplemente con experiencia y entrenamiento. Son innumerables los casos de jugadores que llegaron a la NBA lejos de la forma física ideal que se ha de tener para sobrevivir en esta liga, y que sin embargo transformaron su cuerpo y su juego hasta convertirse en estrellas. Este puede ser también el caso de Doncic, que incluso puede que no necesite una transformación muy radical dado su ya altísimo nivel de talento.

Todas las piezas están en su sitio para que Luka comience la dominación que ya se le ha presupuesto en su llegada a la NBA. Sobre sus hombros y los del jugador de segundo año Dennis Smith Jr. descansa la responsabilidad de devolver a los Mavericks a posiciones de éxito tras dos temporadas consecutivas sin alcanzar los Playoffs. Doncic contará, además, con un mentor de lujo, el jugador europeo más importante de la historia en la NBA: Dirk Nowitzki. Bajo el ala del alemán, Doncic será capaz de aprender de todo un veterano en su vigésima y última temporada, que aprovechará para transmitir su sabiduría al que debería ser su heredero.

Mi pronóstico

Si le respetan las lesiones, Luka completará una gran temporada, tal vez no anotando 20 puntos por partido, pero "rellenando" la hoja estadística como pocos novatos lo harán. Se llevará el premio al rookie del año.


3. ¿Tienen rival los Warriors?

Resultado de imagen para curry thompson durant green cousins

Fuente: https://www.theintelligencer.com/sports/article/Warriors-vow-to-live-in-the-moment-chase-another-13257330.php

Los Golden State Warriors siguen siendo, con diferencia, los máximos favoritos a ganar el que sería su tercer título de la NBA de forma consecutiva, y el cuarto en cinco años. Los de Steve Kerr añaden para esta temporada, además, a uno de los mejores pívots de la liga: DeMarcus Cousins. Cousins recala en la Bahía de Oakland con una rotura del tendón de Aquiles que ha generado interrogantes sobre su capacidad de volver al máximo nivel.

Lo cierto es que, con Cousins o sin él, los Warriors van sobrados. Mantienen intacto su núcleo de superestrellas con Stephen Curry, Klay Thompson, Draymond Green y Kevin Durant, y vuelven a contar con suplentes de lujo como Shaun Livingston o Andre Iguodala. En el Oeste, los Houston Rockets, con la adición de Carmelo Anthony, se antojan como su principal obstáculo en el camino a unas nuevas finales en las que por primera vez seguro no se enfrentarán con LeBron James, con el que se han encontrado en las últimas 4 finales y que ahora tiene su casa en la Conferencia Oeste.

Mi opinión

Los de Kerr lo tienen todo para volver a llevarse el título, y la diferencia de nivel con el resto de equipos no parece estrecharse de momento. Los Warriors serán campeones de nuevo.


4. Comienza la era LeBron James en Los Ángeles

Resultado de imagen para nba

Fuente: https://www.express.co.uk/sport/othersport/1031234/NBA-news-Lakers-NBA-LeBron-James-trade

Precisamente son los Lakers de James uno de los grandes alicientes (y a la vez interrogantes) de cara a la nueva temporada. Lejos de acompañar al mejor jugador del mundo con otra superestrella, como se pronosticó durante el verano, los angelinos sólo han sido capaces de completar su plantilla con jugadores talentosos pero polémicos como JaVale McGee, Lance Stephenson y Michael Beasley, que complementan a su núcleo de jóvenes compuesto por Lonzo Ball, Brandon Ingram y Kyle Kuzma, destinados a devolver a esta histórica franquicia a su lugar en la élite de la liga tras años sin entrar en los Playoffs.

Los Lakers parecen tener mimbres para convertirse en uno de los mejores equipos de la NBA, pero no esta temporada. Sus jugadores jóvenes aún tienen que desarrollarse a través de la experiencia que proporcionan una o dos temporadas más, y LeBron necesita, como mínimo, otra estrella a su lado para hacer frente a equipos como Warriors, Rockets, o incluso Utah Jazz, Denver Nuggets, o Portland Trail Blazers. El secreto a voces dentro de la NBA es que esa (o esas) superestrella llegará a Los Ángeles el verano que viene, cuando dispondremos de una colección extraordinaria de agentes libres, con jugadores como Kevin Durant, Klay Thompson, Kawhi Leonard o DeMarcus Cousins, entre otros, terminando contrato esta temporada.

Mi pronóstico: Si Lebron no se pierde una cantidad excesiva de partidos, los Lakers conseguirán meterse en Playoffs, pero no pasarán de segunda ronda, como mucho.


5. La carrera por el MVP, más abierta que nunca. 

Resultado de imagen para ANTETOKOUNMPO VS ANTHONY DAVIS

Fuente: https://sports.yahoo.com/bucks-antetokounmpo-leads-star-balloting-004246601--nba.html

James Harden, LeBron James, Kevin Durant, Russell Westbrook, Stephen Curry... Todos estos jugadores han sido ya coronados con el mayor galardón individual del baloncesto mundial: el MVP de la NBA. Todos ellos vuelven a ser, una temporada más, candidatos a llevarse el ansiado trofeo al jugador más valioso. No obstante, se les unen en la pelea monstruos como Anthony Davis, Joel Embiid, Giannis Antetokounmpo o Kawhi Leonard, auténticas máquinas de fabricar estadísticas que esta temporada, además, cuentan con equipos muy competitivos que pueden acercarse a los puestos de arriba de la clasificación, un criterio de peso en la elección del MVP.

Mi apuesta: es el año de Giannis Antetokounmpo. Los Bucks apuntan a equipo top 5 del Este, en la pomada con Boston, Philadelphia y Toronto, y el griego parece haberse transformado (aún más) este verano, ganando músculo y atreviéndose a tirar triples. Si consigue ser fiable desde esa distancia, es simplemente indefendible.

Giannis se encuentra, además, en un entorno ideal. Los Bucks han continuado progresando durante las últimas temporadas, y con la contratación del nuevo entrenador Mike Budenholzer, que demostró su aptitud con grandes temporadas en los Atlanta Hawks, los de Milwaukee parecen capaces de plantarle cara a cualquiera. La razón decisiva por la que Budenholzer se decidió por Milwaukee en lugar de otros equipos como Toronto fue precisamente la posibilidad de entrenar a un jugador franquicia como Antetokounmpo.

Mi segundo favorito es Anthony Davis, pero no me fío de sus frecuentes problemas de lesiones, por los cuales se suele perder una cantidad importante de partidos cada temporada.



lunes, 23 de julio de 2018

How the Spurs worked magic (again) and the Raptors made a mistake.


(Photo via ClutchPoints)

The 2018 NBA offseason will go down in history as one of the weirdest ever. There was not the huge variety of free agents we will look at in 2019, with Kyrie Irving, Al Horford, Klay Thompson, Jimmy Butler, Kemba Walker, Kevin Love, Kevin Durant, and Marc Gasol, among others as leaders of one of the most loaded free agent classes in NBA recent history.

The 2018 NBA offseason will be mainly remembered as the summer in which LeBron James shook the entire NBA landscape for the third time in his career by choosing a young, developing Lakers team that many are doubting will even be able to make the Playoffs.

LeBron's move to Los Angeles, as high as its impact is on the league, was expected. But this summer we were also witnesses of a move that no one could predict, a rare type of trade in which legitimate NBA superstars changed conferences. Yes, we are talking about the Kawhi Leonard - DeMar DeRozan trade, which ended a ridiculous and confusing process started by Leonard's misterious injury, about which the NBA universe still can't reach common ground, and a collection of scandals, speculations, and theories around it that ended with the former Spurs superstar being dealt to the Toronto Raptors.

DeRozan was on the other side of the spectrum. Drafted in the 9th position in the 2009 draft by a Raptors team struggling to be competitive, he quickly became the face of the franchise along with Kyle Lowry, and ever since he was drafted he hasn't done anything but consistently put up solid numbers and performances, become an ambassador for his team, the city of Toronto, and even the country of Canada, and of course establish himself as an NBA top 15 player.

DeRozan's quiet leadership, low maintenance, and contribution to the team was perhaps why this trade was so shocking. From the Raptors' perspective, the team consistently bumped into LeBron James at some point during the Playoffs, the most recent one being a sweep in the Eastern Conference semifinals that resulted in the firing of Coach of the Year Dwayne Casey. Casey's firing was an indicator that Masai Ujiri, the Raptors' General Manager, is not settling for the anteroom of the NBA finals. Trading DeRozan, the icon of the franchise, does nothing but confirm Ujiri's ambition to take a step further and eventually reach the coveted NBA Finals with the Golden State Warriors (or any other elite Western Conference team) still as the favorite to win it.

The Spurs, unfamiliar with the concept of rebuilding, didn't hesitate a bit when they saw the opportunity to send their spoiled superstar to Toronto (whether they chose Toronto to send a final message to Leonard, whose preference was Los Angeles, remains a fascinating theory), and all they had to really sacrifice (in addition to a heavily-protected draft pick) was Danny Green, a collateral casualty in this process who has proven to be one of the top 10 shooters in the game and a consistent perimeter defender, a commodity in today's NBA, even though he will become an unrestricted free agency in 2019. In exchange, they receive DeRozan (again, a top 15 player), and Jakob Poeltl, a solid 22 year-old rotation player who fits in perfectly with the Spurs' philosophy.

Bill Simmons discusses in one of his latest podcast episodes that star-for-star trades usually work for one of the teams in the equation, and are a total disaster for the other one, the latest example being the Kyrie Irving and Isaiah Thomas trade which, despite Irving´s injury, produced an extremely benefitial situation for the Celtics while proving to be a major mistake on Cleveland´s part.

In this case, the team that seems to come out on top of this trade are the San Antonio Spurs. With Kawhi determined to leave, they had no other option but to let him go. Keeping in mind they were the team with the pressure to do the deal, they actually come out as clear winners of the operation. DeRozan will be the same consistent player, an extraordinary teammate that will predictably establish himself as their new top scorer. At age 28, he is the new cornerstone of a veteran Spurs team that desperately wants to take the last shots at an extremely difficult NBA title before Gregg Popovich, the team´s heart and soul, retires.


(Photo via ClutchPoints)

The Raptors, on the other side of the equation, come out as clear losers to me. While DeRozan hadn´t been able to deliver in decisive Playoff games, giving him up is a decision that will prove to have a high cost for them. I am a firm believer that the Raptors just needed a couple of upgrades to get to the top of the East, especially this year that LeBron is not there anymore. Instead, they´re betting on Kawhi, who, yes, is one of the best 5 players in the NBA when healthy, but whose health after a major injury is a huge question mark. Personally, I´d rather have a consistent top 15 NBA player like DeRozan than a questionable (injury-wise) top 5 player like Leonard, whose degree of fitness after a severe (and extremely misterious) injury is yet to be determined.

I have read that "this is a trade the Raptors had to make". With Leonard coming back at 100% of his abilities, the Raptors´ ceiling is the NBA Finals against a Warriors team that is still unbeatable. That ceiling doesn´t seem far from the previous one they had with DeRozan. And what is the point of making a trade if it doesn´t help you get to the next level and eventually win a championship?

At this point, nobody even knows if Leonard will be the same player he was before his injury. On top of that, Leonard´s contract expires next summer, forcing the Raptors to convince him to stay in a team in which, at least initially, he has no interest playing for, with his mind set in sunny Los Angeles.

There are speculations that the Raptors could trade Leonard mid-season if they sense that the team isn´t going anywhere with him, or that they have no chance to re-sign him. This might actually be the best solution if things go south, with the risk of messing up that potential trade and wondering what would have happened if they had kept him, and viceversa if they end up keeping him.

If the Raptors end up winning the championship, I will inevitably have to swallow my words, but the uncertainty of Kawhi´s health status and his 1-year contract make me think that the Raptors gave up too much for too big of a risk in a decision so polarizing that can end up being the most brilliant or most disastrous trade in their history.

martes, 19 de junio de 2018

Una mente maravillosa



(Foto: https://uproxx.com/dimemag/luka-doncic-2018-nba-draft-scouting-report-euroleague-strengths-weaknesses/ )

Volvemos a esa época de la temporada NBA en la que se terminan los partidos y comienzan a configurarse las plantillas de cara a la próxima campaña. El primer paso para los equipos, con diferentes objetivos en mente, es realizar una elección inteligente en el draft, la noche en la que los mayores talentos provenientes en su mayoría de la liga universitaria pasan a ser las grandes esperanzas de los franquicias profesionales de la NBA.

El draft no sólo está compuesto por jugadores de la liga universitaria americana. Todos los años suele haber unos pocos jugadores provenientes de ligas profesionales europeas que deciden apostar por dar el salto a la mejor liga del mundo. Nunca en la historia hemos visto, no obstante, un jugador con las credenciales que presenta Luka Doncic, uno de los jugadores referencia del Real Madrid con tan solo 19 años.

El salto de Doncic a la NBA era cuestión de tiempo. Tras esta temporada 2017-2018 en la que se ha proclamado campeón y mejor jugador de la Euroliga y va camino de hacer lo mismo en la competición nacional (a cierre de este artículo el Madrid lideraba en la final de la ACB al Baskonia por 2 victorias a 1), Doncic ha alcanzado la madurez necesaria para medirse a los mejores del mundo.

Se han elaborado innumerables artículos, vídeos, entrevistas y análisis del prodigio esloveno detallando qué es lo que le hace tan especial. En mi opinión, dejando aparte su talento, que está fuera de toda duda, la mayor fortaleza de Doncic es su mente, su inteligencia tanto sobre la pista como fuera de ella. Consciente de sus habilidades, es capaz de tomar la decisión adecuada en la mayoría de las ocasiones, mostrando una tranquilidad y una asimilación de las jugadas impropias en un jugador tan joven. Al contrario que en temporadas pasadas en las que se adivinaba claramente quién era el chaval de 17 años, actualmente se puede confundir a Doncic con un jugador veterano en su plenitud simplemente juzgando sus decisiones.

Fuera de la cancha, en el aspecto más puramente psicológico, Doncic ha tenido que aguantar la presión de saber que estaba bajo la lupa de gran cantidad de equipos de la NBA, sabedor de que, en esta era en la que los ojeadores cuentan con todo tipo de métodos y tecnología para evaluar a los jugadores, incluso los que están físicamente fuera de su alcance, su juego y su rendimiento eran analizados al milímetro, y de que cualquier fallo podría hacer que su valor en el draft disminuyera. Doncic no sólo ha mantenido su progresión, sino que ha sido el líder del campeón de Europa en gran cantidad de partidos, realizando jugadas clave en momentos decisivos de la temporada.

En este videoanálisis de Luka Doncic estudio precisamente esa mente maravillosa, esa capacidad para leer el juego, que combinada con sus evidentes habilidades en diferentes facetas del juego le hacen uno de los jugadores más "golosos" para los equipos que tengan una elección en el top 5, que es el rango en el que se espera que sea elegido. Con todos vosotros, la mente de Luka Doncic, una mente maravillosa.




jueves, 24 de mayo de 2018

Pólvora mojada

Os presento mi segundo videoanálisis de partidos de NBA. En esta ocasión se trata del cuarto partido de la serie Warrriors - Rockets que se llevaron los de Houston por 95 a 92. En este nuevo vídeo analizo las claves del partido y cómo Houston fue capaz de llevarse una valiosísima victoria a pesar de jugar fuera con un 1-2 en contra en el marcador global de la eliminatoria. Estas fueron las claves del encuentro:



1. El desacierto de las estrellas de Golden State en el último cuarto. En otras palabras, la pólvora ofensiva del magnífico equipo de San Francisco se mojó (también por méritos de la defensa de Houston) y los actuales campeones sólo fueron capaces de anotar 12 puntos en el último cuarto frente a los 25 de Houston, que siguió un ritmo anotador constante. Esta irregularidad anotadora de los de la bahía les costó el partido pese a llevar una ventaja de 10 puntos al inicio del último cuarto.

2. Los malos emparejamientos defensivos de los hombres altos de Golden State frente a los polivalentes "bajitos" de Houston. Los Warriors se encontraron con problemas serios para defender a un quinteto de Houston que suele estar formado por jugadores muy rápidos y con buena mano para el tiro exterior, lo cual hace que tengan que defenderles muy de cerca. Es entonces cuando los Rockets se aprovechan de su mayor velocidad o talento ofensivo con respecto a sus defensores "grandes" para llevar el balón hasta el aro o sacarlo para un tiro exterior. Golden State deberá hacer un mejor trabajo en cuanto a cambios defensivos de cara a futuros partidos, especialmente teniendo en cuenta la versatilidad defensiva de todos sus jugadores excepto Kevon Looney y Jordan Bell, que fueron los grandes responsables de las grandes anotaciones de Houston, sobre todo de James Harden y Chris Paul. Probablemente estaríamos hablando de un resultado muy diferente si estas jugadas las hubieran defendido Draymond Green, Kevin Durant, o incluso Shaun Livingston, muy efectivos en defensa debido a su combinación de velocidad y envergadura. En este aspecto, los Warriors acusaron notablemente la baja de Andre Iguodala por lesión.

3. Tendencias del partido, parciales por cuarto. El equipo de Houston se sintió más cómodo en el intercambio de golpes que tuvo lugar de cuarto en cuarto, con marcadores muy desigualados en cada periodo. Con el precedente de haber perdido el primer cuarto por 9 puntos y haber ganado el segundo por 16, pese a perder el tercero por 17 los de Mike D´Antoni fueron mucho más regulares en el último, aprovechando esta pólvora mojada de los Warriors, que sólo anotaron 12 puntos en los 12 últimos minutos, para anotar 25 y llevarse el partido.

martes, 15 de mayo de 2018

Cómo ganar por 25 puntos

Desde el momento en el que los Boston Celtics pusieron el 21-7 en el marcador en el primer cuarto frente a los Cleveland Cavaliers en el primer partido de las finales de la Conferencia Este, la máquina verde del maestro Brad Stevens no tuvo compasión de unos descoordinados Cavaliers, demasiado acostumbrados a las actuaciones salvadoras su "rey", LeBron James, que gracias a la excelsa defensa de Boston no fue capaz de tirar del equipo él sólo.


https://www.youtube.com/watch?v=-yAIWPuPSyo

Este es el primero de la que espero sea una serie de varios videoanálisis de partidos de la NBA realizados por mí mismo en los que analizo detenidamente, pero a la vez de manera muy básica y comprensible (al menos esa es la intención) las jugadas clave de cada partido. El objetivo de estos vídeos es el de explicar de manera sencilla y eficaz las jugadas más importantes del partido y desterrar en cierto modo la moda de otorgar excesiva importancia a la estadística en el baloncesto. En el caso de este partido, defino tres claves fundamentales que decantaron el encuentro claramente a favor de los de Massachussets:

1. "Mismatch" Korver - Brown: se trata de un evidente desequilibrio defensivo entre Kyle Korver y Jaylen Brown en el que el jugador de Boston se ve muy favorecido debido a sus condiciones atléticas, infinitamente superiores a las de Korver. Brown fue el máximo anotador del partido con 23 puntos a costa de un Korver que aporta minutos muy útiles a su equipo en ataque, pero se ve totalmente sobrepasado en defensa al tener que lidiar con un jugador tan fuerte y rápido como Brown.

2. Al Horford, desequilibrante: el ataque de Boston se basa en constantes bloqueos con Al Horford de los cuales surgen variantes para resultar impredecible y descolocar a la defensa. El dominicano es un buen tirador de tres puntos, además de ser muy rápido y poseer un buen manejo de balón para su estatura. Lo más importante, no obstante, es su capacidad de leer el juego y de tomar siempre la decisión correcta, ya sea optando por el tiro, el posteo, o la distribución de balón a sus compañeros. En este partido, Horford destruyó a los Cavaliers a través de estas tres opciones, sacándole el máximo partido a su emparejamiento en defensa con Kevin Love, un jugador físicamente inferior y con grandes limitaciones en defensa.

3. La mediocre defensa de Cleveland: en el vídeo se aprecia de manera muy clara la actitud pasiva y la falta de concentración de los de Tyronn Lue en defensa. Brazos caídos, posición defensiva muy mejorable, falta de contacto visual con el atacante, descolocación... Los fallos son muy numerosos, y ante un equipo jugando al máximo nivel como Boston Celtics cualquier error pasa factura, tal y como demuestra el marcador.